Microcemento sobre azulejos

Microcemento sobre azulejos, así comenzamos la aplicación
Microcemento sobre azulejos, así queda finalmente la aplicación en el baño

 

Se da la circunstancia de que muchos clientes desean renovar sus baños, cocinas, etc. pero se frenan cuando piensan en ruido de demolición de lo ya existente, el polvo, todos los contratiempos, pero gracias a los suelos y pavimentos decorativos realizados en  microcemento pueden obtener un espacio nuevo sin todas esas molestias.

 


Entendemos el microcemento como un sistema que es un conjunto de elementos formados por una serie de productos y un método de aplicación que, ejecutado de una forma ordenada entre sí, dan lugar al suelo o pavimento industrial adecuado a cada empresa, de tal forma que un cambio en un elemento afecta al conjunto de todos ellos y hace única cada aplicación.


Si el soporte está en buenas condiciones no hace falta demolición, generar polvo, ruido, etc. y se puede aplicar todo en menos de una semana para aquellas superficies que no superen los 80 m2 entre paredes y suelos.


En cualquier pavimento o revestimiento decorativo se han de valorar los siguientes puntos:


1.- Soporte actual sobre el que se aplicará el revestimiento, puede ser una cerámica vieja, hormigón, mortero, terrazo, etc.


2.- Tiempos de aplicación (distintas fases si es que no se puede realizar en un solo periodo de tiempo)


3.- Uso y destino final al que se destina la estancia, mueble o pieza especial donde se aplicará.


Un sistema estándar con microcemento podría ser algo así:


1.- Preparación del soporte mediante medios mecánicos de desbastado y aspiración para facilitar el anclaje químico y mecánico de las resinas que actúan como puente de unión entre el soporte existente y la capa decorativa de microcemento o similar.


2.- Saneamiento y reparación de grietas, juntas o partes disgregables (sueltas) del soporte, para que no se reproduzcan en la superficie una vez terminada la aplicación.


3.- Aplicación de la capa de imprimación epoxi a rodillo y espolvoreo de árido de cuarzo para facilitar un buen anclaje químico y mecánico de la capa que viene a continuación de microcemento.


4.- Aplicación a llana del microcemento o similar en 2 manos o más en caso de ser necesario hasta dejarlo bien fino en el color que elijas.


5.- Lijado con lija y aspiración de grano 180-200.


6.- Sellado a rodillo con una resina de poliuretano aromático (interiores) o alifático (exteriores) para proteger el microcemento.


Recuerda que estaremos encantados de hacer un presupuesto a tu medida.


Solicite un presupuesto sin compromiso

 

Para que podamos ponernos en contacto rellene el siguiente formulario. Agradeceríamos el máximo de información que nos pueda ofrecer para una mejor respuesta. ¿Todavía más rápido? llame al 931 004 188 de 9:00 h a 19:00 h.

 

Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.

Escribir comentario

Comentarios: 0