La lluvia y los pavimentos drenantes

suelos,pavimentos,drenantes,industriales,pistas,de,tenis,carril,bici,alcorques,jardineria,lavaderos,de,coches

 

Hoy llueve en Barcelona y parece que los coches no quieren avanzar, miramos el pavimento y pensamos en el hormigón mezclado en seco destinado a pavimentos de alta permeabilidad, constituyendo una alternativa a la estética del pavimento tradicional. Reduce y/o anula el flujo superficial del agua de lluvia o de cualquier otra naturaleza mediante infiltración. En definitiva un pavimento drenante que también forma parte de los suelos y pavimentos industriales continuos.

 

Composición de un pavimento drenante

 

El pavimento drenante es un producto a base de cemento, áridos calizos de granulometría controlada y aditivos que mejoren sus propiedades de plasticidad y trabajabilidad. Está exento de resinas por lo que no emite compuestos orgánicos volátiles nocivos para el aplicador y para el medio ambiente.

 

 

Características y aplicaciones de un pavimento drenante

  • Pistas deportivas.
  • Aparcamientos.
  • Pavimentos en urbanizaciones/residenciales.
  • Carriles bici y peatonales.
  • Lavaderos de coches.
  • Alcorques y jardinería.
  • Recercados y entornos de piscinas.
  • Rotondas.
  • Base césped artificial.
  • Cualquier superficie donde se quiera evitar encharcamientos de aguas y líquidos.
  • Eliminación de barreras arquitectónicas para personas de movilidad reducida, ancianos, etc.

Modo de empleo

 

Mezclar el producto al 7% de agua (1,75 litros de agua aproximadamente por saco de 25 kilogramos) hasta conseguir una consistencia seca. Amasar sacos completos. Se recomienda un amasado mecánico de la mezcla hasta conseguir una pasta homogénea y sin grumos.

 

 

La consistencia ideal  debe ser tal que un puñado de producto cogido con la mano no debe desmoronarse (por falta de agua), ni perder su estructura de huecos con la pasta fluyendo entro los áridos (por exceso de agua).

 

 

Precauciones y recomendaciones

  • Prevea diseñar el sistema en función de la capacidad de drenaje que se quiera conseguir y las características de los terrenos colindantes.
  • Tenga en cuenta también superficies con desniveles mayores al 1% tomar medidas adicionales como colocación de diques o preparación del terreno en forma de terrazas.
  • En algunos casos se puede usar una base de grava limpia de tamaño entre 3 - 12 mm en función del diseño y la capacidad de evacuación de agua que este requiera. La grava en eso caso debe estar perfectamente compactada y nivelada hasta conseguir una base firme y estable.
  • Tenga también presente que los espesores de aplicación variarán en función de la zona a aplicar el producto siendo de un mínimo de 4 cm para zonas sin tránsito, de 5 cm para zonas con tránsito peatonal y de 7 cm para zonas con tráfico ligero.
  • Se deberá compactar adecuadamente el producto para conseguir las resistencias deseadas mediante golpeo con llana o similar o con un suave regleo con regla vibradora de forma que todos los granos queden dentro de la masa del producto, evitar fratasar y alisar para no tapar el poro.
  • Se realizarán juntas de trabajo previamente mediante junquillos flexibles o similares. Realizar juntas de participación cada 30m² inmediatamente después de la consolidación del producto mediante rulo de acero con llaga o similar.Deberán respetar las juntas perimetrales y estructurales.
  • Un punto muy importante es realizar un adecuado curado del producto aplicando de forma pulverizada sobre la superficie una resina de curado de hormigón una vez que el producto no manche la mano.

 

 

Se recomienda un mantenimiento, siguiendo las siguientes recomendaciones:

 

  • A la hora de hacer el diseño se debe tener en cuenta las medidas a tomar en los terrenos circundantes, para así prevenir el arrastre de materiales hacia las superficies pavimentadas. La tierra, piedras, hojas y otros materiales pueden filtrarse por los huecos del pavimento impidiendo el flujo de agua y disminuyendo así la utilidad del pavimento drenante.
  • Al menos anualmente, es necesario una limpieza para eliminar la suciedad de la superficie del pavimento. Se puede realizar una limpieza mediante el uso de aire o agua a presión, regulando esta presión para no dañar el pavimento.
  • No aplicar el producto en condiciones de fuertes vientos o lluvia, ni con temperaturas inferiores a 5ºC ni superiores a 35ºC.
  • Las temperaturas altas pueden acelerar el proceso de fraguado y la temperaturas bajas retardado.
  • No añadir agua si el producto ha comenzado su fraguado.
  • No se deben usar para el amasado agua marina o de características dudosas.
  • Se debe tener en cuenta que un aumento del agua de amasado implica un descenso de las resistencias y pérdida de porosidad.
  • No pintar, ni dar ningún otro tratamiento que obstruya la porosidad del producto.

 

Comparta este post, nada nos hace más felices.

 

 

Solicite un presupuesto sin compromiso

 

Para que podamos ponernos en contacto rellene el siguiente formulario. Agradeceríamos el máximo de información que nos pueda ofrecer para una mejor respuesta. ¿Todavía más rápido? llame al 931 004 188 de 9:00 h a 19:00 h.

 

Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.

Escribir comentario

Comentarios: 0